domingo, 14 de septiembre de 2008







Me pregunto qué es lo que hace alguien sin pareja cuando quiere tener sexo.

Cuando no sirve eso de irte de discotecas, ponerte de copas hasta las botas y dejar que te ataque el imbécil de turno. Cuando ni de coña se está por la labor de tirar de agenda de ex, simplemente por una razón de orgullo personal. Cuando no existe ese personaje del que se oye hablar tanto, pero que yo aún no he visto, “el folla – amigo”.

Cuando para tener sexo necesitas algo más en el menú que genitales y movimiento. Cuando los hombres que te atraen para éste u otros temas no muestran ningún interés o no están disponibles. Cuando una inherente vergüenza te impide decir abiertamente muchas veces lo que sientes o quieres o necesitas.

¿Por qué lo que a unos les parece tan sencillo a otros nos parece tan complicado?

En fin, terminaremos haciendo lo de siempre.






8 comentarios:

Raquel dijo...

Olvídalo, cuando una necesita, quiere y desea sexo, no aparece un solo hombre en la tierra medianamente interesante.
Lo he comprobado un ciento de veces y creo que los hombres, cuando intuyen esa necesidad, en lugar de acercarse, huyen.

Basta con que estés en una etapa de inapetencia o desgana para que se planten ante ti una docena de hombres dispuestos a hacerte maravillas.

Son imbéciles. Te lo digo yo...

Nanny Ogg dijo...

Vaya, pues yo es que sí que tenía uno de esos especímenes que tú no has visto, y eso me solucionaba el asunto... eso y lo de siempre, claro ;)

Pero, vamos, como dice Raquel, basta que tú quieras para que ellos no aparezcan, es como una extraña ley de Murphy.

Y lo del cibersexo ni te lo sugiero porque, a fin de cuentas, viene a ser lo de siempre pero con tecnología...

Besos

ilya dijo...

Porque, en realidad, es sencillo.
Y sencillamente frustrante.

Un besazo. En cuanto se me arregle el delicious en su enigmática pelea con la nueva versión de firefox, te enlazo.

Miroslav Panciutti dijo...

"Cuando una inherente vergüenza te impide decir abiertamente muchas veces lo que sientes o quieres o necesitas"

Poz zí.

Un beso.

Tamaruca dijo...

Jajajja! Créeme, "lo de siempre" evita muuuuchos problemas, los follamigos siempre se acaban colando y tratando de complicarte la vida. Ya llegará el tuyo, cuando ya no esperes nada, llegará ;)

Besotes!

Baltasar Aceno dijo...

El dedo, ese amigo siempre disponible...

Amy dijo...

Jajajaj Marguerite cuando dijiste en el blog de Miros que te habías mudado a otra casa, creí que no era algo virtual sino real.

Cachis, menuda epidemia estamos sufriendo las mujeres en este siglo.

luis dijo...

yo en tu caso pondría un blog. creo que con un blog se liga una barbaridad. y siempre con gente muy muy muy interesante.